1Jetró, sacerdote de Madián, suegro de Moisés, supo lo que había hecho Dios en favor de Moisés y de Israel, su pueblo, que había sacado Yavé de Egipto. 2Tomó Jetró, suegro de Moisés, a Séfora, mujer de Moisés, a quien éste había hecho volverse, 3y a los dos hijos de Séfora, de los cuales uno se llamaba Gersón, porque Moisés había dicho: <<Soy un peregrino en tierra extranjera>>; 4y el otro Eliezer, porque había dicho: <<El Dios de mi padre me ha socorrido y me ha librado de la espada del faraón>>. 5Jetró, suegro de Moisés, con los hijos y la mujer de Moisés, vino a éste al desierto, donde estaba acampado, al monte de Dios. 6Mandó decir a Moisés: <<Yo, tu suegro Jetró, voy a ti con tu mujer, y con ella sus dos hijos>>. 7Moisés salió al encuentro de su suegro y, prosternándose, le besó. Después de preguntarse uno a otro por la salud, entraron en la tienda de Moisés. 8Moisés contó a su suegro todo cuanto había hecho Yavé al faraón y a los egipcios en favor de Israel, y todas las contrariedades que en el camino habían tenido, y cómo Yavé le había librado de ellas. 9Jetró se felicitó de todo el bien que Yavé había hecho a Israel, librándole de la mano de los egipcios. 10<<Bendito sea Yavé–dijo–, dijo, que os ha librado de la mano de los egipcios y de la del faraón. 11Ahora sé bien que Yavé es más grande que todos los dioses, pues se ha mostrado grande, haciendo recaer sobre los egipcios su maldad>>. 12Jetró, suegro de Moisés, ofreció a Dios un holocausto y sacrificios pacíficos, y vinieron Arón y todos los ancianos de Israel comieron con él ante Dios.

Consejo de Jetró a Moisés

13Al día siguiente sentóse Moisés para juzgar al pueblo, y el pueblo estuvo delante de él desde la mañana hasta la tarde. 14El suegro de Moisés, viendo lo que el pueblo hacía, dijo: << ¿Cómo haces eso con el pueblo? ¿Por qué te sientas tú solo a juzgar, y todo el mundo está delante de ti desde la mañana hasta la tarde?>> 15Moisés respondió a su suegro: <<Es que el pueblo viene a mí para consultar a Dios. 16Cuando tienen alguna querella, vienen a mí, y yo juzgo entre ellos, haciéndoles saber los mandatos de Dios y sus leyes>>. 17El suegro de Moisés dijo a éste: <<Lo que haces no está bien. Te consumes neciamente y consumes al pueblo, que tiene que estar delante de ti. 18Ése trabajo es superior a tus fuerzas, y no puedes llevarlo tú solo. 19Óyeme, voy a darte un consejo, y que Dios sea contigo. Sé tú el representante del pueblo ante Dios y lleva ante él los asuntos. 20Enséñales los preceptos y la ley y dales a conocer el camino que han de seguir y lo que deben hacer. 21Pero escoge de entre todo el pueblo a hombres capaces y temerosos de Dios, íntegros, enemigos de la avaricia, y constitúyelos sobre el pueblo como jefes de millar, de centena, de cincuentena y de decena. 22Que juzguen ellos al pueblo en todo tiempo y te lleven a ti los asuntos de mayor importancia, decidiendo ellos mismos en los menores. Aligera tu carga y que te ayuden ellos a soportarla. 23Si esto haces y Yavé te comunica sus mandatos, podrás sostenerte, y el pueblo podrá atender en paz a lo suyo>>. 24Siguió Moisés el consejo de su suegro, e hizo lo que había dicho. 25Eligió entre todo el pueblo a hombres capaces, que puso sobre el pueblo como jefes de millar, de centena, de cincuentena y de decena. 26Ellos juzgaban al pueblo en todo tiempo, y llevaban a Moisés los asuntos graves, resolviendo por sí todos los pequeños. 27Despidió Moisés a su suegro, que se volvió a su tierra.


TITULO: San Alfonso Maria de Ligorio sobre la Paciencia e Imitacion de Cristo. Con Sabiduria Biblica de los Evangelios, Salmos, Proverbios, Eclesiástico + citas de San Francisco de Asís, y muchos más.
AUTOR: San Alfonso Maria de Ligorio
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato LIBRO:
vcrey.com/paciencia-libro

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/paciencia-audio

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Apple Books:

vcrey.com/paciencia-audio-apple

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/