1Yavé habló a Moisés, diciendo: 2<<Habla a los hijos de Israel y diles: 3Yo soy Yavé, vuestro Dios. No haréis lo que se hace en la tierra de Egipto, donde habéis morado, ni haréis lo que se hace en la tierra de Canán, adonde yo os llevo; no seguiréis sus costumbres. 4Practicaréis mis mandamientos y cumpliréis mis leyes; las seguiréis. Yo, Yavé, vuestro Dios.

5Guardaréis mis leyes y mis mandamientos; el que los cumpliere vivirá por ellos. Yo, Yavé.

6Ninguno de vosotros se acercará a una consanguínea suya para descubrir su desnudez. Yo, Yavé.

7No descubrirás la desnudez de tu padre ni la de tu madre; es tu madre; no descubrirás su desnudez.

8No descubrirás la desnudez de la mujer de tu padre; es la desnudez de tu padre.

9No descubrirás la desnudez de tu hermana, hija de tu padre o hija de tu madre; nacida en la casa o nacida fuera de ella, no descubrirás su desnudez.

10No descubrirás la desnudez de la hija de tu hijo o de la hija de tu hija, porque es tu propia desnudez.

11No descubrirás la desnudez de la hija de la mujer de tu padre, nacida de tu padre; es tu hermana.

12No descubrirás la desnudez de la hermana de tu padre; es la carne de tu padre.

13No descubrirás la desnudez de la hermana de tu madre; es la carne de tu madre.

14No descubrirás la desnudez del hermano de tu padre acercándote a su mujer; es tu tía,

15No descubrirás la desnudez de tu nuera; es la mujer de tu hijo; no descubrirás su desnudez.

16No descubrirás la desnudez de la mujer de tu hermano; es la desnudez de tu hermano.

17No descubrirás la desnudez de una mujer y la de su hija, ni tomarás a la hija de su hijo, ni a la hija de su hija para descubrir su desnudez; son parientes; es un crimen.

18No tomarás a la hermana de tu mujer para hacer de ella una rival suya descubriendo su desnudez con la de tu mujer en vida de ésta.

19No te acercarás a una mujer durante el tiempo de su impureza para descubrir su desnudez.

20No tendrás comercio con la mujer de tu prójimo, manchándote con ella.

21No darás hijo tuyo para ser ofrendado a Moloc; no profanarás el nombre de tu Dios. Yo, Yavé.

22No te ayuntarás con hombre como con mujer; es una abominación.

23No te ayuntarás con bestia, manchándote con ella.

La mujer no se pondrá ante una bestia, prostituyéndose ante ella; es una perversidad.

24No os manchéis con ninguna de estas cosas, pues con ellas se han manchado los pueblos que yo voy a arrojar delante de vosotros. 25Han manchado la tierra; yo castigaré sus maldades, y la tierra vomitará a sus habitantes. 26Pero vosotros guardad mis leyes y mis mandamientos, y no cometáis ninguna de esas abominaciones, ni indígena ni extranjero de los que habitan en medio de vosotros. 27Porque todas estas abominaciones son las que han cometido los hombres de esa tierra que la habitaron antes de vosotros, y la tierra se ha manchado. 28Que no os vomite la tierra por haberos manchado, como vomitó a los pueblos que antes de vosotros la habitaron; 29porque cualquiera que cometa una de esas abominaciones será borrado de en medio de mi pueblo. 30Guardad mis mandamientos, no practicando ninguna de esas prácticas abominables que se practicaban antes de vosotros, y no os manchéis con ellas. Yo, Yavé, vuestro Dios>>.


TITULO: San Alfonso Maria de Ligorio sobre la Paciencia e Imitacion de Cristo. Con Sabiduria Biblica de los Evangelios, Salmos, Proverbios, Eclesiástico + citas de San Francisco de Asís, y muchos más.
AUTOR: San Alfonso Maria de Ligorio
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato LIBRO:
vcrey.com/paciencia-libro

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/paciencia-audio

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Apple Books:

vcrey.com/paciencia-audio-apple

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/