Tercer discurso

1Moisés con todos los ancianos de Israel dio al pueblo esta orden: <<Guardad todo mandamiento que yo os prescribo hoy.

2Cuando hayáis pasado el Jordán a la tierra que Yavé, tu Dios, te dará, levantarás grandes piedras, que revocarás de cal, 3y escribirás en ellas todas las palabras de esta Ley apenas hayas pasado para llegar a la tierra que Yavé, tu Dios, te dará; tierra que mana leche y miel, como Yavé, tu Dios, se lo prometió a tus padres. 4Cuando paséis el Jordán alzaréis esas piedras, como yo te lo mando hoy, sobre el monte Ebal y las revocarás con cal. 5Alzarás allí un altar a Yavé; un altar de piedras a las que no haya tocado el hierro; 6alzarás con piedras brutas el altar a Yavé, tu Dios, y ofrecerás sobre él holocaustos a Yavé, tu Dios; 7le ofrecerás sacrificios pacíficos y allí comerás y te regocijarás ante Yavé, tu Dios; 8escribirás sobre esas piedras todas las palabras de esta Ley con caracteres bien claros>>.

9Moisés y los sacerdotes levitas hablaron a todo Israel, diciendo: <<Guarda silencio, Israel, y escucha: Hoy eres el pueblo de Yavé, tu Dios. 10Obedece, pues, a la voz de Yavé, tu Dios, y pon por obra sus mandamientos y sus leyes que yo hoy te prescribo.

Maldiciones

11El mismo día dio Moisés al pueblo esta orden: 12<<Cuando hayáis pasado el Jordán, Simeón, Leví, Judá, Isacar, José y Benjamín se estarán sobre el monte Garizim, para la bendición del pueblo; 13los otros, Rubén, Gad, Aser, Zabulón, Dan y Neftalí, sobre el monte Ebal, para la maldición. 14Los levitas alzarán la voz y en voz alta dirán a todos los hombres de Israel:

15Maldito quien haga escultura o imagen fundida, abominación a Yavé, obra de artífice, y la ponga en lugar oculto. Y todo el pueblo responderá: Amén.

16Maldito quien deshonre a su padre o a su madre; y todo el pueblo responderá: Amén.

17Maldito quien reduzca los términos de su prójimo; y todo el pueblo responderá: Amén

18Maldito quien lleve al ciego fuera de su camino; y todo el pueblo responderá: Amén.

19Maldito quien haga entuerto al extranjero, al huérfano y a la viuda; y todo el pueblo responderá: Amén.

20Maldito quien yace con la mujer de su padre, para alzar la cubierta del lecho de su padre; y todo el pueblo responderá: Amén.

21Maldito quien tuviere parte con una bestia cualquiera; y todo el pueblo responderá: Amén.

22Maldito quien yace con su hermana, hija de su padre o de su madre; y todo el pueblo responderá: Amén.

23 Maldito quien yace con su suegra; y todo el pueblo responderá: Amén.

24Maldito quien ocultamente hiere a su prójimo; y todo el pueblo responderá: Amén.

25Maldito quien reciba dones para herir de muerte una vida, sangre inocente; y todo el pueblo responderá: Amén.

26Maldito quien no mantenga las palabras de esta Ley, cumpliéndolas; y todo el pueblo responderá: Amén.


Para incrementar devoción a la lectura espiritual, recomendamos el libro titulado “Cristo y el Árbol de la vida”

TITULO: Cristo y el Árbol de la Vida. Beneficios de la Lectura de la Sagrada Biblia y Libros de Santos para las almas que desean conocer al Espíritu Santo.
AUTOR: San Alfonso Maria de Ligorio
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato LIBRO:
vcrey.com/cristo-libro

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/cristo-audio

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Apple Books:

vcrey.com/cristo-audio-apple

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/