Viuda

De noble familia, sintióse desde niña inclinada a la vida religiosa; pero sus padres la casaron a los once años, y vivió santamente hasta los cincuenta y uno en el matrimonio. Con licencia de su marido fundó la Casa de las Oblatas, y apenas viuda, abrazó entre ellas la vida religiosa. Edifico a Roma con los ejemplos de su humildad y caridad, y gozó de extraordinaria familiaridad con el Ángel de la Guarda.

V: Santa Francisca Romana
R: Orad por nosotros.

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/