Obispo y Confesor

Insigne apóstol del siglo XIX, ejerció primero el ministerio parroquial, que dejó por las misiones y Ejercicios espirituales, con que evangelizó a casi todos los pueblos de Cataluña e Islas Canarias. Obligado a recibir el oficio pastoral, gobernó santisimamente la diócesis de Santiago de Cuba terriblemente perseguido por los impíos. Vuelto a España, fué confesor de Isabel II, escritor fecundísimo y entusiasta propagador de la pensa católica. Su obra cumbre fué la Congregación de Misioneros Hijos del Corazón de María. Fué canonizado en 1950.

V: San Antonio María Claret.
R: Orad por nosotros.

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/