1Siendo Abram de noventa y nueve años, se le apareció Yavé y le dijo: <<Yo soy El-Sadai; anda en mi presencia y sé perfecto. 2Yo haré contigo mi alianza, y te multiplicaré muy grandemente>>. 3Cayó Abram rostro a tierra, y siguió diciéndole Dios: 4<<He aquí mi pacto contigo: serás padre de una muchedumbre de pueblos, 5y ya no te llamarás Abram, sino Abraham, porque yo te haré padre de una muchedumbre de pueblos. 6Te acrecentaré muy mucho y te daré pueblos, y saldrán de ti reyes; 7yo establezco contigo, y con tu descendencia después de ti, por sus generaciones, mi pacto eterno de ser tu Dios y el de tu descendencia después de ti, 8y de darte a ti, y a tu descendencia después de ti, el país donde moras, la tierra de Canán, en eterna posesión, y seré tu Dios. 9Tú de tu parte, guarda mi pacto, tú y tu descendencia después de ti, por sus generaciones. 10Este es mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y entre la descendencia después de ti: 11circuncidad todo varón, circuncidad la carne de vuestro prepucio, y ésa será la señal del pacto entre mí y vosotros. 12A los ocho días de nacido, todo varón será circuncidado en vuestra descendencia, ya sea el nacido en casa o comprado por plata a algún extranjero, que no es de tu estirpe. 13Todos, tanto los criados en casa como los comprados, se circuncidarán, y llevaréis en vuestra carne la señal de mi pacto por siempre; 14y el incircunciso que no circuncidare la carne de su prepucio será borrado de su pueblo; rompió mi pacto>>. 15Dijo también Yavé a Abraham: <<Sarai, tu mujer, no se llamará ya Sarai, sino Sara, 16pues la bendeciré, y te daré de ella un hijo, a quien bendeciré, y engendrará pueblos, y saldrán de él reyes de pueblos>>. 17Cayó Abraham sobre su rostro, y se reía, diciéndose en su corazón: << ¿Conque a un centenario le va a nacer un hijo, y Sara, ya nonagenaria, va a parir?>> 18Y dijo Abraham a Dios: << ¡Ojalá que viva en tu presencia Ismael!>> 19Pero le respondió Dios: <<De cierto que Sara, tu mujer, te parirá un hijo, a quien llamarás Isaac, con quien estableceré yo mi pacto sempiterno y con su descendencia después de él. 20También te he escuchado en cuanto a Ismael. Yo le bendeciré y le acrecentaré y multiplicaré muy grandemente. Doce jefes engendrará, y le haré un gran pueblo; 21pero mi pacto lo estableceré con Isaac, el que te parirá Sara el año que viene por este tiempo>>. 22Y, como acabó de hablarle, desapareció Dios. 23Tomó, pues, Abraham a Ismael, su hijo, y a todos los siervos, los nacidos en casa y los comprados, todos los varones de su casa, y circuncidó la carne de su prepucio aquel mismo día, como se lo había mandado Yavé. 24Era Abraham de noventa y nueve años cuando circuncidó la carne de su prepucio, 25e Ismael de trece años cuando fue circuncidado. 26En el mismo día fueron circuncidados Abraham e Ismael, su hijo, 27y todos los varones de su casa, los nacidos en ella y los extraños comprados, se circuncidaron con él.

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/