CUARTO DISCURSO

1Convocó Moisés a los hijos de Israel y les dijo: <<Habéis visto todo cuanto a vuestros ojos hizo Yavé en la tierra de Egipto al faraón, a todos sus servidores y a toda su tierra; 2los grandes portentos que tus ojos vieron, los milagros y los prodigios grandes. 3Pero Yavé no os ha dado todavía hasta hoy un corazón que entienda, ojos que vean y oídos que escuchen. 4Por cuarenta años os ha conducido a través del desierto; vuestros vestidos no se han envejecido sobre vosotros; tu zapato no se ha envejecido en tu pie; 5no habéis comido pan ni habéis bebido vino ni licor, para que sepáis que soy yo, Yavé, vuestro Dios; 6y al llegar a esta región, Seón, rey de Hesebón, y Og, rey de Basán, salieron contra ti en guerra, pero los derrotamos. 7Y nos apoderamos de su tierra, dándosela en posesión a los rubenitas, gaditas y a media tribu de la de Manasés. 8Por eso debéis guardar todas las palabras de esta alianza, para asegurar el feliz éxito de cuanto emprendáis>>.

Amenaza contra los infieles

9Hoy estáis todos ante Yavé, vuestro Dios; los jefes de vuestras tribus, los ancianos, los oficiales, todos los varones de Israel; 10y vuestros hijos, y vuestras mujeres, y todos los peregrinos que se hallan dentro del campamento, desde tu leñador hasta tu aguador, 11para que hagas con Yavé, tu Dios, tu alianza y tu juramento 12de hacerte Él su pueblo y de tenerle tú a Él por tu Dios, como se lo prometió y juró por ti a Abrahán, Isaac y Jacob. 13Pero no sólo con vosotros hago yo esta alianza y este juramento, 14sino con todos los que estáis hoy con nosotros ante Yavé, nuestro Dios, y los que no están hoy aquí con nosotros. 15Sabéis cómo hemos morado en la tierra de Egipto y cómo hemos pasado por entre los pueblos por que habéis pasado; 16habéis visto sus abominaciones y sus ídolos, leño y piedra, plata y oro, que hay entre ellos. 17No haya, pues, entre vosotros hombre ni mujer, familia ni tribu, que se aparte hoy de Yavé, nuestro Dios, para ir a servir a los dioses de esos pueblos; no haya entre vosotros raíz que produzca veneno ni ajenjo; 18nadie, al oír las palabras de este juramento, se bendiga en su corazón, diciendo: Paz tendré, aunque persista en el propósito de mi corazón; de modo que se una la sed a la gana de beber. 19Yavé no perdonará a ése, sino que se encenderán contra él la cólera y el celo de Yavé, se echarán sobre él todas las maldiciones escritas en este libro 20y Yavé borrará su nombre de debajo de los cielos. 21Yavé le elegirá para entregarle a la desventura de entre todas las tribus de Israel, conforme a las maldiciones de esta alianza escritas en el libro de esta Ley. 22Las generaciones venideras, los hijos que después de vosotros nacerán y los extranjeros que de lejanas tierras vengan, a la vista de las plagas y de las calamidades con que habrá castigado Yavé a esta tierra –azufre y sal, quemada toda la tierra, sin sembrarse ni germinar, sin que nazca en ella la hierba, como la catástrofe de Sodoma y Gomorra, de Adama y Seboyim, que destruyó Yavé en su furor–, 23dirán todos: ¿Cómo es que así ha dejado Yavé a esta tierra? ¿Qué ira y qué furor tan grande ha sido éste? 24Y les contestarán: Es por haber roto el pacto de Yavé, el Dios de sus padres, que con ellos hizo cuando los sacó de Egipto; 25se fueron a servir a dioses extraños y les sirvieron, dioses que no conocían y que no eran sus dioses, 26y se encendió el furor de Yavé contra esta tierra, y echó sobre ella todas las maldiciones, que están escritas en este libro; 27y los arrancó Yavé de esta tierra, con cólera, con furor, con gran indignación, y los arrojó a otras tierras, como están hoy. 28Las cosas ocultas sólo son para Yavé, pero las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos por siempre, para que se cumplan todas las palabras de esta Ley.


Para conocer el mensaje redentor de Cristo, Dios y Hombre verdadero, estudie nuestra edición del evangelio según San Marcos, el cual incluye imagenes, mapas y comentarios:

TITULO: Evangelio de Jesucristo según San Marcos, discípulo de San Pedro Apóstol, Papa. Basado en la versión de Torres Amat, traducción de la Vulgata, 1823. Con Imagenes, Comentarios y Mapas.
AUTOR: San Marcos, El Espiritu Santo.
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato LIBRO:
vcrey.com/evangelio-san-marcos-libro

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/evangelio-san-marcos-audio

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Apple Books:

vcrey.com/san-marcos-audio-apple

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/