1¿Por qué se amotinan las gentes y trazan los pueblos planes vanos?

2Se reúnen los reyes de la tierra, y a una se confabulan los príncipes contra Yavé y contra su Ungido.

3¡Rompamos sus coyundas, arrojemos de nosotros sus ataduras!

4El que mora en los cielos se ríe, el Señor se burla de ellos.

5A su tiempo les hablará en su ira y los consternará en su furor.

6Yo he constituido mi rey sobre Sión, mi monte santo.

7Voy a promulgar un decreto de Yavé. El me ha dicho:

8<<Tú eres mi Hijo, yo te he engendrado hoy. Pídeme, y haré de las gentes tu heredad, te daré en posesión los confines de la tierra.

9Los regirás con cetro de hierro y los romperás como vasija de alfarero>>.

10Ahora, pues, ¡oh reyes! obrad prudentemente; dejaos persuadir, rectores todos de la tierra.

11Servid a Yavé con temor, rendidle homenaje con temblor.

12No se aire y caigáis en la ruina, pues se inflama de pronto su ira. ¡Venturosos los que a él se confían!

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/