1Los habitantes de Jerusalén proclamaron sucesor de Joram a Ocozías, el menor de sus hijos, porque la tropa que había venido al campo con los árabes había dado muerte a todos los mayores que él. Así, Ocozías, hijo de Joram, fue rey de Judá. 2Tenía Ocozías veintidós años cuando comenzó a reinar, y reinando un año en Jerusalén. Su madre se llamaba Atalía, hija de Omrí.

3Anduvo por los caminos de la casa de Ajab, pues su madre le aconsejaba impíamente. 4Hizo lo malo a los ojos de Yavé, como la casa de Ajab, que después de la muerte de su padre le sirvió de consejero para su perdición. 5Llevado de sus consejos, fue con Joram, hijo de Ajab, rey de Israel, a la guerra contra Jazael, rey de Siria, a Ramot Galaad, y los sirios hirieron a Joram. 6Volvióse éste a Jezrael para curar las heridas que los sirios le habían hecho en Ramot cuando luchaba contra Jazael, rey de Siria. Bajó Ocozías a ver a Joram, hijo de Ajab, a Jezrael, donde estaba herido; 7y por voluntad de Dios, para su ruina, bajó Ocozías a ver a Joram; pues, llegado allí, salió con Joram al encuentro de Jehú, hijo de Nimsi, a quien Yavé había ungido para exterminar a la casa de Ajab; 8y mientras Jehú hacía justicia con la casa de Ajab, dio con los jefes de Judá y con los hijos de los hermanos de Ocozías que estaban al servicio de Ocozías, y los mató: 9buscó a Ocozías, que fue hallado en Samaria, donde se había escondido; y le apresaron y llevaron a Jehú, que le dio muerte; sepultáronle, porque dijeron: <<Es hijo de Josafat, que buscó a Yavé de todo corazón>>.

Atalía, reina de Judá

No quedaba de la casa de Ocozías persona en edad de reinar, 10y Atalía, madre de Ocozías, viendo que era muerto su hijo, se alzó y exterminó a toda la estirpe real de la casa de Judá; 11pero Josabat, hija del rey, cogió a Joás, hijo de Ocozías, y le arrebató de en medio de los hijos del rey cuando los mataban, escondiéndole a él y a su nodriza en la alcoba. Así, Josabat, hija del rey Joram, mujer del sacerdote Joyada y hermana de Ocozías, le escondió de Atalía, que no pudo matarle. 12Seis años estuvo escondido con ellos en la casa de Dios, y era en tanto Atalía la que reinaba en la tierra.

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/