1Habiendo tomado un hombre de la casa de Leví mujer de su linaje, 2concibió ésta y parió un hijo, y, viéndole muy hermoso, le tuvo oculto durante tres meses. 3No pudiendo tenerle ya escondido más tiempo, tomó una cestita de papiro, la calafateó con betún y pez y, poniendo en ella al niño, la dejó entre las plantas de papiro de la ribera del río. 4La hermana del niño estaba a poca distancia para ver qué pasaba. 5Bajó la hija del faraón a bañarse en el río, y sus doncellas se pusieron a pasear por la ribera. Vio la cestilla entre las plantas de papiro, y mandó a una de sus doncellas que la trajera. 6Al abrirla vio al niño, que lloraba, y, compadecida de él, se dijo: <<Es un hijo de los hebreos>>. 7La hermana del niño dijo entonces a la hija del faraón: << ¿Quieres que vaya a buscar entre las mujeres de los hebreos una nodriza para que crie al niño?>> 8<<Ve>>, le dijo la hija del faraón, y la joven fue a llamar a la madre del niño. 9La hija del faraón le dijo: <<Toma este niño, críamelo, y yo te daré tu merced>>. La mujer tomó al niño y le crió. 10Cuando fue grandecito, se lo llevó a la hija del faraón, y fue para ella como un hijo. Diole el nombre de Moisés, pues se dijo: <<De las aguas le saqué>>.

11Cuando ya fue grande, Moisés salía a ver a sus hermanos, siendo testigo de la opresión en que estaban, y un día vio cómo un egipcio maltrataba a uno de sus hermanos, a un hebreo; 12miró a uno y otro lado, y, no viendo a nadie, mató al egipcio y le enterró en la arena. 13Salió también al día siguiente, y vio a dos hebreos riñendo, y dijo al agresor: << ¿Por qué maltratas a tu prójimo?>> 14Este le respondió: <<Y ¿quién te ha puesto a ti como jefe y juez entre nosotros? ¿Es que quieres matarme, como mataste ayer al egipcio?>> Moisés se atemorizó, y se dijo: <<La cosa se sabe>>.

Huida de Moisés a Madián

15El faraón supo lo que había pasado, y buscaba a Moisés para darle muerte; pero éste huyó del faraón y se refugió en la tierra de Madián. 16Estando sentado junto a un pozo, siete hijas que tenía el sacerdote de Madián vinieron a sacar agua y llenar los canales para abrevar el ganado de su padre. 17Llegaron unos pastores y las echaron de allí; pero Moisés se levantó, salió en defensa de las jóvenes y sacando agua, abrevó su ganado. 18De vuelta ellas a la casa de Ragüel, su padre, les preguntó éste: << ¿Cómo venís hoy tan pronto?>> 19Ellas respondieron: <<Es que un egipcio nos ha librado de la mano de los pastores, y aun él mismo se puso a sacar agua y abrevó nuestro ganado>>. 20Dijo él a sus hijas: << ¿Y dónde está? ¿Por qué habéis dejado allí a ese hombre? Id a llamarle para que coma algo>>. 21Moisés accedió a quedarse en casa de aquel hombre, que le dio por mujer a su hija Séfora. 22Séfora le parió un hijo, a quien llamó él Gersón, pues dijo: <<Peregrino soy en tierra extranjera>>.

23Pasado mucho tiempo, murió el rey de Egipto, y los hijos de Israel seguían gimiendo bajo dura servidumbre, y clamaron. Sus gritos, arrancados por la servidumbre, subieron hasta Dios. 24Y Dios oyó sus gemidos, y se acordó de su alianza con Abraham, Isaac y Jacob. 25Miró Dios a los hijos de Israel y atendió.


TITULO: Novena a San Ciro: Catolico y esclarecido Mártir, Taumaturgo y Caritativo Medico, Anacoreta, Devotisimo de Santa Maria, Madre de Dios y Sirviente de Cristo, Dios y Hombre verdadero.
AUTOR: Jose Pedro Camara y Urritiaga
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato E-BOOK:
vcrey.com/libro-san-ciro

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/