1Esta es la ley del sacrificio por el delito. Es cosa santísima. 2La víctima del sacrificio por el delito será degollada en el lugar donde se degüella el holocausto. La sangre se derramará en torno del altar. 3Se ofrecerá todo el sebo que recubre las entrañas, 4los dos riñones, con el sebo que los cubre, y el que hay entre los riñones y los lomos, y la redecilla del hígado sobre los riñones. 5El sacerdote lo quemará en el altar. Es combustión de Yavé, víctima por el delito. 6Comerán la carne los varones de entre los sacerdotes en lugar santo; es cosa santísima. 7Como el sacrificio por el pecado, así será el sacrificio por el delito. La ley para uno y para otro es la misma. La víctima será del sacerdote que la ofrezca. 8Del sacerdote que ofrezca un holocausto será la piel de la víctima que ha ofrecido. 9Toda minjá cocida al horno en sartén o en cazuela será del sacerdote que la ofrece. 10Toda ofrenda amasada con aceite o seca será para los hijos de Arón, para todos.

11He aquí la ley del sacrificio pacífico que se ofrece a Yavé: 12Si se ofrece en acción de gracias, con la víctima eucarística ofrecerán panes ácimos amasados con aceite, tortas ácimas untadas de aceite, frisuelos de flor de harina amasada con aceite. 13También podrán ofrecerse con la víctima del sacrificio ofrecido en acción de gracias, panes fermentados. 14De cada una de estas ofrendas se presentará por elevación una pieza, reservada a Yavé, que será del sacerdote que haya hecho la aspersión de la sangre de la víctima pacífica. 15La carne de la víctima del sacrificio pacífico eucarístico se comerá el día mismo en que se ofrece, sin dejar nada para el día siguiente. 16Si la víctima se ofrece en cumplimiento de un voto, o como ofrenda voluntaria, se comerá el día en que se ofrece, 17y lo que reste se comerá el día siguiente; pero si algo queda para el tercer día, se quemará. 18Si alguno comiera carne del sacrificio pacífico el día tercero, el sacrificio no será aceptado, no se le computará al que le ofreció, sino que será abominación, y el que así comió contraerá reato. 19La carne que haya tocado una cosa impura no se comerá, se quemará. 20La carne podrá comerla quienquiera que esté puro; pero el que, estando impuro, comiera la carne de la víctima pacífica ofrecida a Yavé, será borrado de su pueblo, 21y todo aquel que tocare inmundicia de hombre, de animal o de cualquier otra abominación inmunda, y comiera de esta carne, será borrado de su pueblo>>.

Prescripciones especiales

22Yavé habló a Moisés, diciendo: <<Habla a los hijos de Israel y diles: 23No comeréis sebo de buey, de oveja ni de cabra.

24Del sebo de un animal muerto o destrozado por una alimaña podréis serviros para cualquier uso, pero de ninguna manera lo comeréis. 25Y quienquiera que comiere sebo de animales de los que se ofrecen a Yavé en holocausto, será borrado de su pueblo.

26No comeréis sangre, ni de ave ni de bestia, en ninguno de los lugares en que habitéis. 27El que comiere sangre de cualquier especie, será borrado de su pueblo>>.

28Yavé habló a Moisés, diciendo: 29<<Habla a los hijos de Israel y diles: El que ofreciere a Yavé una víctima pacífica, 30traerá él mismo a Yavé el don de su hostia pacífica, tomará con sus manos el sebo de la víctima, y el pecho, balanceando éste ante Yavé; 31el sacerdote quemará el sebo ante el altar, y el pecho será para Arón y sus hijos. 32Daréis también al sacerdote la pierna derecha como ofrenda reservada de vuestras hostias pacíficas. 33La pierna será del sacerdote que ofrezca la sangre y el sebo, 34pues yo me he reservado de las víctimas pacíficas de los hijos de Israel el pecho del balanceo y la pierna de separación de las hostias pacíficas de los hijos de Israel y se los he dado a Arón y a sus hijos, como ley perpetua para los hijos de Israel.

35Esa es la parte de Arón y de sus hijos en las combustiones a Yavé, desde el día en que fueron promovidos a ejercer ante mí el sacerdocio. 36Por eso ha mandado Yavé a los hijos de Israel dársela desde el día de su unción, y será ley perpetua de generación en generación.

37Tal es la ley del holocausto y de la minjá, del sacrificio por el pecado y por el delito, del sacrificio de consagración y del sacrificio pacífico, 38que dio Yavé a Moisés en el monte Sinaí, el día en que mandó a los hijos de Israel que ofrecieran sus oblaciones a Yavé en el desierto del Sinaí>>.


Descubre como el Vaticano condeno el nazismo en nuestro libro titulado “El Vaticano vs Hitler”

TITULO: El Vaticano vs Hitler. Como Roma condeno la Alemania Nazi, el Racismo del III Reich, la propaganda del Nacional-Socialismo y su idolatría del Estado antes de la II Guerra Mundial.
AUTOR: Papa Pio XI
EDITOR: Pablo Claret
Consíguelo en formato LIBRO:
vcrey.com/vs-hitler-libro

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/vs-hitler-audio

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Apple Books:

vcrey.com/vs-hitler-audio-apple

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/