Oración.

Jesús manso y humilde de Corazón, Óyeme.
Del deseo de ser lisonjeado, Líbrame Jesús.
Del deseo de ser alabado, Líbrame Jesús.
Del deseo de ser honrado, Líbrame Jesús.
Del deseo de ser aplaudido, Líbrame Jesús.
Del deseo de ser preferido a otros, Líbrame Jesús.
Del deseo de ser consultado, Líbrame Jesús.
Del deseo de ser aceptado, Líbrame Jesús.
Del temor de ser humillado, Líbrame Jesús.
Del temor de ser despreciado, Líbrame Jesús.
Del temor de ser reprendido, Líbrame Jesús.
Del temor de ser calumniado, Líbrame Jesús.
Del temor de ser olvidado, Líbrame Jesús.
Del temor de ser puesto en ridículo, Líbrame Jesús.
Del temor de ser injuriado, Líbrame Jesús.
Del temor de ser juzgado con malicia, Líbrame Jesús.

Que otros sean más amados que yo, Jesús dame la gracia de desearlo.
Que otros sean más estimados que yo, Jesús dame la gracia de desearlo.
Que otros crezcan en la opinión del mundo y yo me eclipse, Jesús dame la gracia de desearlo.
Que otros sean alabados y de mí no se haga caso, Jesús dame la gracia de desearlo.
Que otros sean empleados en cargos y a mí se me juzgue inútil, Jesús dame la gracia de desearlo.
Que otros sean preferidos a mí en todo, Jesús dame la gracia de desearlo.
Que los demás sean más santos que yo con tal que yo sea todo lo santo que pueda, Jesús dame la gracia de desearlo.


Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/