La Pascua

1Guarda el mes de Abib, celebrando la Pascua de Yavé, tu Dios, porque precisamente en el mes de Abib te sacó Yavé, tu Dios, de Egipto, de noche. 2Inmolarás la Pascua a Yavé, tu Dios, de las crías de las ovejas y de las vacas en el lugar que Yavé, tu Dios, haya elegido para poner en él su nombre; 3no comerás con ella pan fermentado, sino por siete días comerás pan ácimo, el pan de la aflicción, porque de prisa saliste de Egipto; para que así te acuerdes toda tu vida del día en que saliste de Egipto. 4No se verá levadura esos siete días en toda la extensión de tu territorio y nada de la víctima que a la tarde inmolares quedará para la noche hasta la mañana siguiente. 5No sacrificarás la Pascua en cualquiera de las ciudades que te dará Yavé, tu Dios; 6sólo en el lugar que Yavé, tu Dios, elija para hacer habitar en él su nombre sacrificarás la Pascua a la tarde, al ponerse el sol, al tiempo de tu salida de Egipto. 7La asarás y la comerás en el lugar que Yahvé, tu Dios, elija, y de allí te volverás a la mañana siguiente para irte a tus tiendas. 8Durante seis días comerás pan ácimo, y el día séptimo será la solemnidad de Yavé, tu Dios, y no harás en él trabajo alguno.

Pentecostés

9Contarás siete semanas; desde el día en que comienza a meterse la hoz en el trigo comenzarás a contar las siete semanas; 10y celebrarás la fiesta de las Semanas en honor de Yavé, tu Dios, con ofrendas voluntarias, que harás conforme Yavé, tu Dios, te haya bendecido. 11Te regocijarás en la presencia de Yavé, tu Dios, en el lugar que elija para hacer habitar en él su nombre, tú y tu hijo, tu siervo, tu sierva, el levita que mora en tus ciudades, así como el extranjero, el huérfano y la viuda que habitan en medio de ti. 12Acuérdate de que siervo fuiste en Egipto y cuida de poner en obra estos mandamientos.

La fiesta de los Tabernáculos

13Celebrarás la fiesta de los Tabernáculos durante siete días, una vez recogido el producto de tu era y de tu lagar; 14te regocijarás en esta fiesta, tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, así como el levita, el extranjero, el huérfano y la viuda que habitan en tu ciudad. 15Celebrarás la fiesta en honor de Yavé, tu Dios, en el lugar que haya elegido, para que Yavé, tu Dios, te bendiga en todas tus cosechas y en todo trabajo de tus manos, y te darás todo a la alegría.

16Tres veces al año, todo varón de entre vosotros se presentará delante de Yavé, tu Dios, en el lugar que Él haya elegido: en la festividad de los Ácimos, en la de las Semanas y en la de los Tabernáculos; y no se presentará ante Yavé con las manos vacías. 17Cada cual hará sus ofrendas conforme a las bendiciones que Yavé, tu Dios, te haya otorgado.

La administración de justicia

18Te constituirás jueces y escribas en todas las ciudades que Yavé, tu Dios, te dará según tribus, que juzguen al pueblo justamente. 19No tuerzas el derecho, no hagas acepción de personas, no recibas regalos, porque los regalos ciegan los ojos de los sabios y corrompen las palabras de los justos. 20Sigue estrictamente la justicia, para que vivas y poseas la tierra que te da Yavé, tu Dios.

Represión de la apostasía

21No plantarás árbol alguno a modo de asera junto al altar que elevares a Yavé, tu Dios; 22ni alzarás cipos, que eso lo detesta Yavé, tu Dios.


Para incrementar devoción a la lectura espiritual, recomendamos el libro titulado “De Corazón a Corazón en la Presencia de Dios…”

TITULO: De Corazón a Corazón en la Presencia de Dios. Meditaciones Bíblicas sobre el Silencio y la Soledad Cristiana. Recibe abundante Luz Divina, Abandona el Pecado y vence a los Demonios.
AUTOR: San Alfonso Maria de Ligorio
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato LIBRO:
vcrey.com/corazon-libro

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/corazon-audio

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Apple Books:

vcrey.com/corazon-audio-apple

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/