1Aparecióse Yavé un día en el encinar de Mambré. Estaba sentado a la puerta de la tienda, a la hora del calor, 2y, alzando los ojos, vio parados cerca de él a tres varones. En cuanto los vio, salióles al encuentro desde la puerta de la tienda, y se postró en tierra, 3diciéndoles: <<Señor mío, si he hallado gracia a tus ojos, te ruego que no pases de largo junto a tu siervo; 4haré traer un poco de agua para lavar vuestros pies, y descansaréis debajo del árbol, 5y os traeré un bocado de pan y os confortaréis; después seguiréis, pues no en vano habéis llegado hasta vuestro siervo>>. Ellos contestaron: <<Haz como has dicho>>. 6Y se apresuró Abraham a llegarse a la tienda, donde estaba Sara, y le dijo: <<Date prisa; amasa tres seas de flor de harina y cuece en el rescoldo unos panes>>. 7Corrió al ganado y tomó un ternero muy tierno y muy gordo, y se lo dio a un mozo, que se apresuró a prepararlo; 8y, tomando leche cuajada y leche recién ordeñada y el ternero ya dispuesto, se lo puso todo delante, y él se quedó junto a ellos debajo del árbol, mientras comían. 9Dijéronle: << ¿Dónde está Sara, tu mujer?>> <<En la tienda está>>, contestó él. 10Y dijo uno de ellos: <<A otro año por este tiempo volveré sin falta, y ya tendrá un hijo Sara, tu mujer>>. Sara oía desde la puerta de la tienda, que estaba a espaldas del que hablaba. 11Eran ya Abraham y Sara ancianos, muy entrados en años, había cesado ya a Sara la menstruación. 12Riose, pues, Sara dentro, diciendo: << ¿Cuando estoy ya consumida, voy a remocear, siendo ya también viejo mi señor?>> 13Y dijo Yavé a Abraham: << ¿Por qué se ha reído Sara, diciéndose: De veras voy a parir, siendo tan vieja? 14¿Hay algo imposible para Yavé? A otro año por este tiempo volveré, y Sara tendrá ya un hijo>>. 15Temerosa, Sara, negó haberse reído, diciendo: <<No me he reído>>; pero él le dijo: <<Sí, te has reído>>. 16Levantáronse los tres varones y se dirigieron hacia Sodoma, y Abraham iba con ellos para despedirlos. 17Yavé dijo: << ¿He de encubrir yo a Abraham lo que voy a hacer, 18habiendo él de ser, como será, un pueblo grande y fuerte y habiendo de bendecirle todos los pueblos de la tierra? 19Pues bien sé que mandará a sus hijos y a su casa después de él, que guarden los caminos de Yavé, y hagan justicia y juicio, para que cumpla Yavé a Abraham cuanto le ha dicho>>. 20Y prosiguió Yavé: <<El clamor de Sodoma y Gomorra ha crecido mucho, y su pecado se ha agravado en extremo; 21voy a bajar, a ver si sus obras han llegado a ser como el clamor que ha venido hasta mí, y si no, lo sabré>>. 22Y partiéndose de allí dos de los varones, se encaminaron a Sodoma. Abraham siguió en pie delante de Yavé.

Intercesión por Sodoma

23Acercósele, pues, y le dijo: << ¿Pero vas a exterminar juntamente al justo con el malvado? 24Si hubiera cincuenta justos en la ciudad, ¿los exterminarías acaso y no perdonarías al lugar por los cincuenta justos? 25Lejos de ti obrar así, matar al justo con el malvado, y que sea el justo como el malvado, lejos eso de ti; el juez de la tierra toda, ¿no va a hacer justicia?>> 26Y le dijo Yavé: <<Si hallare en Sodoma cincuenta justos, perdonaría por ellos a todo el lugar>>. 27Prosiguió Abraham y dijo: <<Mira, te ruego, ya que he comenzado a hablar a mi Señor, aunque soy polvo y ceniza: 28Si de los cincuenta justos faltaran cinco, ¿destruirías por los cinco a toda la ciudad?>> Y le contestó: <<No la destruiría si hallase allí cuarenta y cinco justo>>. 29Insistió Abraham todavía, y dijo: << ¿Y si se hallasen allí cuarenta?>> Contestóle: <<También por los cuarenta lo haría>>. 30Volvió a insistir Abraham: <<No te incomodes, Señor, si hablo todavía: ¿Y si se hallasen allí treinta justos?>> Repuso: <<Tampoco lo haría si se hallasen treinta>>. 31Volvió a insistir: <<Señor, ya que comencé; ¿y si se hallasen allí veinte justos?>> Y contestó: <<No la destruiría por los veinte>>. 32Y dijo Abraham: <<No se incomode mi Señor si aún hablo otra vez: ¿Y si se hallasen allí diez?>> Y le contestó: <<Por los diez no la destruiría>>. 33Fuese Yavé después de haber hablado así a Abraham, y éste se volvió a su lugar.


Para incrementar devoción a la lectura espiritual, recomendamos el libro titulado “Extracto sobre la oración ferviente…”

TITULO: La Verdadera Esposa de Jesucristo. Extracto sobre la Oración ferviente, espiritual y agradable al corazón de Dios. Con conmovedoras enseñanzas del Espíritu Santo, Los Profetas, etc
AUTOR: San Alfonso Maria de Ligorio
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato LIBRO:
vcrey.com/oracion-libro

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/oracion-audio

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/