1Ya puedes gritar. ¿Habrá quien te responda? ¿A cuál de los santos vas a apelar?

2Porque al insensato le mata el enojo, y al necio la cólera.

3Vi al insensato echar raíces, pero al instante maldije su morada:

4<< ¡Que sus hijos sean privados de salvación y sean aplastados en la puerta sin (que tengan) defensor!>>

5Devoran los hambrientos sus cosechas, y aun entre las espinas las recogen, y el sediento chupa su jugo.

6Que no brota del polvo la iniquidad, ni es el suelo el que produce el infortunio.

7Pues es el hombre quien engendra la desventura, los hijos del relámpago levantan el vuelo.

La justicia de Dios

8Yo que tú, me volvería a Dios y en Dios pondría mi causa.

9El que hace cosas tan grandes e insondables, maravillas sin número;

10que derrama la lluvia sobre la tierra y manda las aguas sobre los campos.

11 Ensalza a los humildes, hace prosperar a los afligidos.

12Aventa las tramas del astuto para que sus manos no realicen sus cálculos.

13Sorprende a los sabios en su astucia y frustra los designios del malvado.

14De día tropiezan con tinieblas, y van a tientas en pleno día, como si fuera de noche.

15Y salva al arruinado de su boca, y de la mano del prepotente al necesitado, 16y sostiene la esperanza del desdichado, teniendo que cerrar su boca la injusticia.

La felicidad está en Dios

17¡Dichoso el hombre a quien corrige Dios! No desdeñes, pues, la corrección del Omnipotente.

18Pues Él es quien hace la herida y la venda, el que hiere y la cura con su mano.

19De seis tribulaciones te salvará, y a la séptima no te alcanzará el mal.

20En (tiempos de) hambre te redimirá de la muerte, y en (tiempos de) guerra, del poder de la espada.

21Te preservará del azote de la lengua, no temerás la desventura si viniere.

22Te reirás de la devastación y del hambre, no temerás a las bestias de la tierra.

23Harás alianza con las piedras del campo, y paces con las fieras salvajes.

24Probarás la paz de tu tienda; nada echarás de menos al inspeccionar tu morada.

25Sabrás que tu posteridad es numerosa, y tus retoños (brotarán) como hierba de la tierra.

26Llegarás en madurez al sepulcro, como a su tiempo se recogen las gavillas.

27Mira: esto es lo que he observado. << ¡Así es! ¡Atiende y sábelo (para tu bien)!>>


TITULO: San Alfonso Maria de Ligorio sobre la Paciencia e Imitacion de Cristo. Con Sabiduria Biblica de los Evangelios, Salmos, Proverbios, Eclesiástico + citas de San Francisco de Asís, y muchos más.
AUTOR: San Alfonso Maria de Ligorio
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato LIBRO:
vcrey.com/paciencia-libro

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/paciencia-audio

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Apple Books:

vcrey.com/paciencia-audio-apple

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/