1Hubo en aquella tierra un hambre, distinta de la primera que hubo en tiempo de Abraham, y fue Isaac a Guerar, a Abimelec, rey de los filisteos; 2pues se le apareció Yavé y le dijo: <<No bajes a Egipto. 3Sigue habitando en esta tierra, donde yo te diga; peregrina por ella, que yo estaré contigo y te bendeciré, pues a ti y a tu descendencia daré todas estas tierras, cumpliendo el juramento que hice a Abraham, tu padre, 4y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y le daré todas estas tierras, y se gloriarán en tu descendencia todos los pueblos de la tierra, 5por haberme obedecido Abraham y haber guardado mi mandato, mis preceptos, mis ordenaciones y mis leyes>>. 6Habitó, pues, Isaac en Guerar. 7Preguntábanle los hombres del lugar por su mujer, y él decía: <<Es mi hermana>>. Pues temía decir que era su mujer, no fuera que le mataran los hombres del lugar por Rebeca, que era muy hermosa. 8Como se prolongase su estancia en Guerar, mirando un día Abimelec, rey de los filisteos, por la ventana, vio que estaba Isaac acariciando a Rebeca, su mujer. 9Llamó Abimelec a Isaac, y le dijo: <<De cierto que es tu mujer. ¿Por qué, pues, dices: Es mi hermana?>> Y le contestó Isaac: <<Es que me dije: No vaya yo a morir por causa suya>>. 10Respondióle Abimelec: << ¿Cómo nos has hecho eso? Hubiera podido alguno tomar a tu mujer, y hubieras arrojado sobre nosotros un delito>>. 11Dio, pues, Abimelec una orden a todo el pueblo, diciendo: <<El que toque a este hombre o a su mujer, morirá>>. 12Sembró Isaac en aquella tierra, y recogió aquel año ciento por uno, pues le bendijo Yavé. 13Engrandecióse y fue creciendo, cada vez más, hasta hacerse muy poderoso. 14Tenía mucha hacienda de ovejas y bueyes y mucha servidumbre, y los filisteos llegaron a envidiarle. 15Todos los pozos abiertos por los siervos de su padre, Abraham, los cegaron los filisteos, llenándolos de tierra. 16Dijo Abimelec a Isaac: <<Vete de aquí, porque has llegado a ser mucho más poderoso que nosotros>>. 17Fuese Isaac y acampó en el valle de Guerar, y habitó allí. 18Volvió a abrir los pozos abiertos en tiempo de Abraham, su padre, y cegados por los filisteos después de la muerte de Abraham, dándoles los mismos nombres que les había dado su padre. 19Cavaron los siervos de Isaac en el valle, y alumbraron una fuente de aguas vivas; 20pero los pastores de Guerar riñeron con los de Isaac, diciendo: <<Estas aguas son nuestras>>. Y llamó al pozo Eseq, porque había habido riña por él. 21Excavaron sus siervos otro pozo, por el cual hubo también un altercado, y lo llamó Sitna. 22Yéndose más lejos, excavó otro pozo, por el cual no hubo ya querellas, y le llamó Rejobot, diciendo: <<Ahora ya nos ha dado Yavé holgura y prosperaremos en esta tierra>>. 23Subió después a Berseba, 24y se le apareció Yavé aquella noche, y le dijo: <<Yo soy el Dios de Abraham, tu padre; nada temas, que yo estoy contigo: Yo te bendeciré y multiplicaré tu descendencia por Abraham, mi siervo>>. 25Alzó allí un altar e invocó el nombre de Yavé; plantó allí su campamento, y abrieron también allí sus siervos un pozo. 26Vinieron a él, desde Guerar, Abimelec, Ajuzat, amigo suyo, y Picol, jefe de su ejército; 27e Isaac les dijo: << ¿Para qué habéis venido a mí vosotros, que me odiáis y me habéis arrojado de entre vosotros?>> 28Ellos dijeron: <<Porque hemos visto claramente que está Yavé contigo, y nos hemos dicho: Haya entre nosotros un juramento entre ti y nosotros. Queremos hacer alianza contigo, 29de no hacernos tú mal, como no te hemos tocado nosotros a ti, haciéndote sólo bien y dejándote partir en paz. Tú eres ahora el bendito de Yavé>>. 30Isaac les preparó un banquete, y comieron y bebieron. 31A la mañana siguiente se levantaron, y se juraron unos a otros, y los despidió Isaac, yéndose ellos en paz. 32Aquel mismo día vinieron los siervos de Isaac a informarle acerca del pozo que estaban haciendo, y le dijeron: <<Hemos hallado agua>>; 33e Isaac llamó al pozo Seba; por eso se llamó la ciudad Berseba hasta el día de hoy.

34Era Esaú de cuarenta años, y tomó por mujeres a Judit, hija de Beeri, jeteo, y a Basemat, hija de Elón, jeteo, 35que fueron para Isaac y Rebeca una amarga pesadumbre.


Para conocer el mensaje redentor de Cristo, Dios y Hombre verdadero, estudie nuestra edición del evangelio según San Marcos, el cual incluye imagenes, mapas y comentarios:

TITULO: Evangelio de Jesucristo según San Marcos, discípulo de San Pedro Apóstol, Papa. Basado en la versión de Torres Amat, traducción de la Vulgata, 1823. Con Imagenes, Comentarios y Mapas.
AUTOR: San Marcos, El Espiritu Santo.
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato LIBRO:
vcrey.com/evangelio-san-marcos-libro

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/evangelio-san-marcos-audio

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Apple Books:

vcrey.com/san-marcos-audio-apple

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/