SEGUNDA PARTE

1Dijo Yavé a Abram:

<<Salte de tu tierra, de tu parentela, de la casa de tu padre, para la tierra que yo te indicaré. 2Yo te haré un gran pueblo, te bendeciré y engrandeceré tu nombre, que será una bendición. 3Y bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan. Y serán bendecidas en ti todas las familias de la tierra>>.

4Fuese Abram conforme le había dicho Yavé; llevando consigo a Lot. Al salir de Jarán era Abram de setenta y cinco años. 5Tomó, pues, Abram a Sarai, su mujer, y a Lot, su sobrino, y el personal su familia, y la hacienda y ganados que en Jarán habían adquirido, y salieron en dirección de la tierra de Canán, y llegaron a ella. 6Penetró en ella Abram hasta el lugar de Siquem, hasta el encinar de Moreh. Entonces estaban los cananeos en la tierra. 7Y se le apareció Yavé a Abram y le dijo: <<A tu descendencia daré yo esta tierra>>. Alzó allí un altar a Yavé, que se le había aparecido, 8y, pasando de allí hacia el monte que está frente a Betel, asentó su tienda, teniendo a Betel al occidente y a Haí al oriente, y alzó allí un altar a Yavé, invocando su nombre de Yavé.

Bajada de Abram a Egipto

9Levantó Abram sus tiendas para ir al Negueb, 10pero hubo un hambre en aquella tierra, y bajó a Egipto para peregrinar allí, por haber en aquella tierra gran escasez. 11Cuando estaba ya próximo a entrar en Egipto, dijo a Sarai, su mujer: <<Mira, que sé que eres mujer hermosa, 12y, cuando te vean los egipcios, dirán: Es su mujer, y me matarán a mí, y a ti te dejarán la vida; 13di, pues, te ruego, que eres mi hermana, para que así me traten bien por ti, y por amor de ti salve yo mi vida>>. 14Cuando, pues, hubo entrado Abram en Egipto, vieron los egipcios que su mujer era muy hermosa, 15y, viéndola los jefes del faraón, se la alabaron mucho, y la mujer fue llamada al palacio del faraón. 16A Abram le trataron muy bien por amor de ella, y tuvo ovejas, ganados, asnas y camellos. 17Pero Yavé afligió con grandes plagas al faraón y a su casa por Sarai, la mujer de Abram; 18y, llamando el faraón a Abram, le dijo: << ¿Por qué me has hecho esto? ¿Por qué no me diste a saber que era tu mujer? 19¿Por qué dijiste: Es mi hermana, dando lugar a que la tomase yo por mujer? Ahora, pues, ahí tienes a tu mujer; tómala y vete>>. 20Y dio el faraón órdenes acerca de él a sus hombres, y le despidieron a él y a su mujer con todo cuanto era suyo.


TITULO: Novena a San Ciro: Catolico y esclarecido Mártir, Taumaturgo y Caritativo Medico, Anacoreta, Devotisimo de Santa Maria, Madre de Dios y Sirviente de Cristo, Dios y Hombre verdadero.
AUTOR: Jose Pedro Camara y Urritiaga
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato E-BOOK:
vcrey.com/libro-san-ciro

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/