1Después de esto murió el rey de los hijos de Ammón, y le sucedió Janón, su hijo. 2David dijo: <<Voy a mostrar benevolencia a Janón, hijo de Najas, como su padre me la mostró a mí>>. Y envió David embajadores para darle el pésame por la muerte de su padre. Cuando los embajadores de David llegaron a la tierra de los hijos de Ammón, 3dijeron los príncipes de los hijos de Ammón a su señor: << ¿Crees tú que para honrar a tu padre ha mandado David consoladores? ¿No los ha mandado más bien para explorar la ciudad con el fin de destruirla?>> 4Entonces Janón, tomando a los embajadores de David, rapóles la mitad de la barba y les cortó los vestidos hasta la mitad de las nalgas, y los despachó. 5En cuanto lo supo David, mandó quienes les salieran al encuentro, porque aquéllos estaban en gran confusión, y les dijeran: <<Quedaos en Jericó hasta que os vuelva a crecer la barba, y entonces volveréis>>.

6Viendo los hijos de Ammón que se habían hecho odiosos a David, concertaron tomar a sueldo a veinte mil infantes de los sirios de Bet-Rojob y de Soba y doce mil de los reyes de Maca y de Tob. 7Súpolo David, y mandó salir contra ellos a Joab con todo el ejército y sus veteranos. 8Salieron los hijos de Ammón, y se ordenaron en batalla a la entrada de la puerta; los sirios de Soba y de Rojob, así como las gentes de Tob y de Maca, estaban aparte en el campo. 9Al ver Joab que tenía un frente de batalla delante de sí y otro detrás, escogió entre lo mejor de su ejército un cuerpo que oponer a los sirios, 10y puso el resto del pueblo a las órdenes de Abisaí, su hermano, para hacer cara a los hijos de Ammón, 11y dijo: <<Si ves que los sirios me superan, vienes en mi ayuda, y si los hijos de Ammón te superan a ti, yo iré a socorrerte. 12Esfuérzate y luchemos valientemente por nuestro pueblo y por las ciudades de nuestro Dios, y que haga Yavé lo que mejor le parezca>>.

13Avanzó Joab con su hueste para atacar a los sirios, pero éstos se pusieron en fuga ante él; 14y los hijos de Ammón, viendo que huían los sirios, emprendieron también ellos la huida ante Abisaí, entrándose en la ciudad. Joab se volvió contra los hijos de Ammón y retornó a Jerusalén; 15pero los sirios, viéndose vencidos por Israel, reconcentraron sus fuerzas; 16y Hadadezer hizo venir a los sirios que estaban al otro lado del río, que vinieron a Jelam, mandados por Sobac, jefe del ejército de Hadadezer. 17Súpolo David, y, reuniendo a todo Israel, pasó el Jordán y vino a Jelam. Los sirios presentaron batalla a David y se trabó el combate; 18pero huyeron delante de Israel, y David les mató los caballos de setecientos carros y cuarenta mil hombres de a pie. Mató también al jefe del ejército, Sobac, que quedó muerto allí. 19Todos los reyes vasallos de Hadadezer, viéndose vencidos por Israel, hicieron la paz con Israel y se le sometieron, y los sirios no osaron ya socorrer a los hijos de Ammón.

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/