1Cuando supieron estos sucesos todos los reyes del lado de acá del Jordán, los de la montaña y los del llano y los de las costas del mar Grande, frente al Líbano; 2los jeteos, los amorreos, los cananeos, los fereceos, los jeveos y los jebuseos, se unieron todos para combatir a Josué y a Israel de común acuerdo.

3Los habitantes de Gabaón, al saber cómo había tratado Josué a Jericó y a Hai, 4recurrieron a la astucia y se pusieron en camino, llevando provisiones para el viaje. Tomaron sacos viejos sobre sus asnos, cueros viejos de vino, rotos y remendados; 5zapatos viejos y recosidos para sus pies, y se pusieron vestidos viejos; todo el pan que traían para el camino estaba duro y hecho migas.

6Llegaron a Josué, al campamento de Gálgala, y le dijeron a él y a los de Israel: <<Venimos de muy lejanas tierras para hacer alianza con vosotros; hagámosla, pues>>. 7Y los de Israel respondieron a aquellos jeveos: <<Quizá vosotros habitáis en medio nuestro; ¿cómo vamos a poder hacer alianza con vosotros?>> 8Ellos respondieron a Josué: <<Somos siervos tuyos>>. Y Josué les dijo: << ¿Quiénes sois y de dónde venís?>> 9Respondieron ellos: <<Tus siervos vienen de muy lejanas tierras, por fama de Yavé, tu Dios, pues hemos oído hablar de cuanto hizo en Egipto 10y de lo que ha hecho a los reyes de los amorreos de la otra parte del Jordán, Seón, rey de Hesebón, y Og, rey de Basán, que habitaba en Astarot. 11Por eso nuestros ancianos y todos los habitantes de nuestra tierra nos han dicho: <<Tomad con vosotros provisiones para el camino, e id a su encuentro y decidles: Somos siervos vuestros, haced alianza con nosotros. 12Aquí tienes nuestro pan; estaba caliente cuando lo cogimos en nuestras casas para el camino, el día en que partimos para venir a vosotros; y ahora, como veis, está seco y en migajas; 13estos odres de vino eran nuevos cuando los llenamos; y ya los veis, rotos; nuestros vestidos y nuestros zapatos se han hecho viejos por lo largo del camino>>. 14Los de Israel tomaron de sus provisiones, y sin consultar a Yavé, 15Josué les otorgó la paz y concertó con ellos que les dejaría la vida, y también los príncipes de la asamblea les juraron.

16Tres días después de concertada la alianza supieron que eran vecinos suyos y que habitaban en medio de ellos. 17Los hijos de Israel partieron y llegaron a sus ciudades al tercer día. Eran sus ciudades Gabaón, Cafirá, Beriot y Quiriat-Jearim. 18No los destruyeron, por el juramento que los príncipes de la asamblea les habían hecho por el nombre de Yavé, Dios de Israel; pero toda la asamblea murmuraba contra los príncipes. 19Los príncipes todos dijeron a la asamblea: <<Nosotros les hemos jurado por Yavé, Dios de Israel; no podemos, pues, tocarlos; 20pero he aquí cómo los trataremos: les dejaremos la vida, por no atraer sobre nosotros la cólera de Yavé, por el juramento que les hemos hecho>>; 21y añadieron los príncipes: <<Que vivan, pues, pero que sirvan de leñadores y aguadores para toda la congregación>>; y se hizo como los príncipes dijeron.

22Josué hizo llamar a los gabaonitas, y les habló así: << ¿Por qué nos habéis engañado, diciendo: Estamos muy alejados de vosotros, cuando habitáis en medio de nosotros? 23Ahora, pues, malditos sois, y no dejaréis nunca de ser esclavos, para cortar la leña y sacar el agua para la casa de mi Dios>>.

24Ellos respondieron a Josué, diciendo: <<Es que supimos la orden que Yavé, tu Dios, había dado a Moisés, su siervo, de que toda la tierra se os entregara y de que todos sus habitantes fueran exterminados delante de vosotros. Por eso tuvimos gran miedo por nuestras vidas, y por eso hemos hecho esto. 25Estamos en tus manos; trátanos como te parezca bueno y justo tratarnos>>. 26Josué hizo de ellos lo que había dicho, y los libró de la mano de los hijos de Israel, para que no los matasen; 27pero los destinó desde entonces a cortar la leña y a sacar el agua para la asamblea y para el altar de Yavé, en el lugar que Yavé eligiese, lo que hacen todavía hoy.


Para incrementar devoción a la lectura espiritual, recomendamos el libro titulado “Bienaventurados los que lavan sus túnicas…”

TITULO: Bienaventurados los que lavan sus túnicas para tener derecho al árbol de la vida. (Apocalipsis 22:14) Paquete 2 en 1 de Religion Católica y Mejora Espiritual, para las almas sedientas de la verdad.
AUTOR: San Alfonso Maria de Ligorio
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato E-BOOK:
vcrey.com/2-en-1-kindle

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/2-en-1-audio

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Apple Books:

vcrey.com/2en1-audio-apple

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/