1Y habló Dios todo esto, diciendo: 2<<Yo soy Yavé, tu Dios, que te ha sacado de la tierra de Egipto, de la casa de la servidumbre. 3No tendrás otro Dios que a mí. 4No te harás esculturas ni imagen alguna de lo que hay en lo alto de los cielos, ni de lo que hay abajo sobre la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra. 5No te postrarás ante ellas y no las servirás, porque yo soy Yavé, tu Dios; un Dios celoso, que castiga en los hijos las iniquidades de los padres hasta la tercera y cuarta generación de los que me odian, 6y hago misericordia hasta mil generaciones de los que me aman y guardan mis mandamientos.

7No tomarás en falso el nombre de Yavé, tu Dios, porque no dejará Yavé sin castigo al que tome en falso su nombre.

8Acuérdate del día del sábado para santificarlo. 9Seis días trabajarás y harás tus obras, 10pero el séptimo día es día de descanso, consagrado a Yavé, tu Dios, y no harás en él trabajo alguno, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu ganado, ni el extranjero que está dentro de tus puertas; 11pues en seis días hizo Yavé los cielos y la tierra, el mar y cuanto en ellos se contiene, y el séptimo descansó; por eso bendijo Yavé el día del sábado y lo santificó.

12Honra a tu padre y a tu madre, para que vivas largos años en la tierra que Yavé, tu Dios, te da.

13No matarás.

14No adulterarás.

15No robarás.

16No testificarás contra tu prójimo falso testimonio.

17No desearás la casa de tu prójimo, ni la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada de cuanto le pertenece>>.

18Todo el pueblo oía los truenos y el sonido de la trompeta, y veía las llamas y la montaña humeante, y, atemorizados y llenos de pavor, se estaban lejos.

19Dijeron a Moisés: <<Háblanos tú, y te escucharemos; pero que no nos hable Dios, no muramos>>. 20Respondió Moisés: <<No temáis, que para probaros ha venido Dios, para que tengáis siempre ante vuestros ojos su temor y no pequéis>>. 21El pueblo se estuvo a distancia, pero Moisés se acercó a la nube donde estaba Dios.

Preceptos sobre el culto divino

22Yavé dijo a Moisés: <<Habla así a los hijos de Israel: Vosotros mismos habéis visto cómo os he hablado desde el cielo. 23No os hagáis conmigo dioses de plata, ni os hagáis dioses de oro. 24Me alzarás un altar de tierra, sobre el cual me ofrecerás tus holocaustos, tus hostias pacíficas, tus ovejas y tus bueyes. En todos los lugares donde yo haga memorable mi nombre, vendré a ti y te bendeciré. 25Si me alzas altar de piedras, no lo harás de piedras labradas, porque, al levantar tu cincel sobre la piedra la profanas. 26No subirás por gradas a mi altar, para que no se descubra tu desnudez>>.



TITULO: Rosario Para Principiantes. TUTORIAL Detallado
AUTOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato LIBRO:
vcrey.com/rosario-libro

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/rosario-audio

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Apple Books:

vcrey.com/rosario-audio-apple

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/