1Harás también un altar para quemar en él incienso. Lo harás de madera de acacia, 2de un codo de largo, un codo de ancho, cuadrado, y de dos codos de alto. Sus cuernos harán un cuerpo con él. 3Lo revestirás de oro puro por arriba, por los lados todo en torno y los cuernos, y harás todo en derredor una moldura de oro. 4Harás para él dos anillos de oro para cada dos de sus lados, y los pondrás debajo de la moldura a ambos lados, para las barras con que pueda transportarse. 5Las barras serán de madera de acacia y las revestirás de oro. 6Colocarás el altar delante del velo que oculta el arca del testimonio y el propiciatorio que está sobre el testimonio, allí donde yo he de encontrarme contigo. 7Arón quemará en él incienso; lo quemará todas las mañanas, al preparar las lámparas, 8y entre dos luces, cuando las ponga en el candelabro. Así se quemará el incienso ante Yavé perpetuamente entre vuestros descendientes. 9No ofreceréis sobre el altar ningún perfume profano, ni holocausto, ni ofrendas, ni derramaréis sobre él ninguna libación; 10Arón hará la expiación sobre los cuernos del altar, una vez por año, con la sangre de la víctima expiatoria; y la expiación la hará una vez por año, de generación en generación. Este altar es santísimo en honor de Yavé>>.

El rescate de la vida

11Yavé habló a Moisés, diciendo: 12<<Cuando enumeres a los hijos de Israel para hacer el censo, cada uno ofrecerá a Yavé un rescate por su vida, para que no sean heridos de plaga alguna al ser empadronados. 13Lo que dará cada uno de los que han de componer el censo será medio siclo según el peso del siclo del santuario, que es de veinte gueras; medio siclo será el don a Yavé. 14Todo hombre comprendido en el censo de veinte años para arriba hará ese don a Yavé; 15ni el rico dará más ni el pobre menos del medio siclo para pagar el don a Yavé como rescate de vuestras vidas. 16Tú recibirás de los hijos de Israel este rescate y lo aplicarás al servicio del tabernáculo de la reunión; será para los hijos de Israel memoria ante Yavé en rescate de sus vidas>>.

La Pila de bronce

17Yavé habló a Moisés, diciendo: 18<<Haz un pilón de bronce con su base de bronce para las abluciones. Lo pondrás entre el tabernáculo de la reunión y el altar, y pondrás agua en él, 19de la que tomarán Arón y sus hijos para lavarse las manos y los pies. 20Con esta agua se lavarán para que no mueran cuando entren en el tabernáculo de la reunión, cuando se acerquen al altar para el ministerio, para quemar un sacrificio a Yavé. 21Se lavarán pies y manos, y así no morirán. Esta será ley perpetua para ellos, para Arón y su descendencia de generación en generación>>.

El óleo de unción y el timiama

22Yavé habló a Moisés, diciendo: 23<<Toma aromas, quinientos siclos de mirra de primera; la mitad, es decir, doscientos cincuenta siclos, de cinamomo aromático, y doscientos cincuenta siclos de caña aromática; 24quinientos siclos de casia, según el peso del siclo del santuario, y un hin de aceite de oliva. 25Con esto harás un aceite para la unción sagrada, y un perfume compuesto con arreglo al arte de la perfumería, que será el óleo para la unción sagrada. 26Con él ungirás el tabernáculo de la reunión, el arca del testimonio, 27la mesa con todos sus utensilios, el candelero con sus utensilios, el altar del incienso, 28el altar de los holocaustos con sus utensilios y el pilón con su base. 29Así los consagrarán, y serán santísimos; cuanto los tocare será santificado. 30Con él ungirás a Arón y a sus hijos y los consagrarás para mi servicio como sacerdotes. 31Hablarás así a los hijos de Israel. Ese será el óleo de la unción sagrada para mí de generación en generación. 32No se derramará sobre cuerpo de hombre alguno ni haréis parecido a él de la misma composición; será cosa sagrada, y como cosa sagrada lo miraréis. 33Cualquiera que haga otro semejante o de él diere a un profano, será borrado de en medio de mi pueblo>>.

34Yavé dijo a Moisés: <<Toma aromas, estacte, uña aromática, gálbano e incienso purísimo. Aromas e incienso entrarán por cantidades iguales, 35y harás con ellos el timiama, compuesto según el arte de perfumería, salado, puro, santo. 36Lo pulverizarás y lo pondrás delante del testimonio en el tabernáculo de la reunión, donde he de encontrarme yo contigo. Será para vosotros cosa santísima el perfume que hagas 37y nadie hará para sí otro de la misma composición; lo mirarás como cosa sagrada, perteneciente a Yavé. 38Cualquiera que haga otro semejante para aspirar su aroma será borrado de en medio de su pueblo>>.


TITULO: San Alfonso Maria de Ligorio sobre la Paciencia e Imitacion de Cristo. Con Sabiduria Biblica de los Evangelios, Salmos, Proverbios, Eclesiástico + citas de San Francisco de Asís, y muchos más.
AUTOR: San Alfonso Maria de Ligorio
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato LIBRO:
vcrey.com/paciencia-libro

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/paciencia-audio

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Apple Books:

vcrey.com/paciencia-audio-apple

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/