SEGUNDA PARTE

Consagración del sacerdocio

Consagración de Arón y sus hijos

1Habló Yavé a Moisés, diciendo: 2<<Toma a Arón, y con él a sus hijos, las vestiduras, el óleo de la unción, el novillo para el sacrificio por el pecado, los dos carneros y el cestillo de panes ácimos, 3y convoca toda la asamblea a la entrada del tabernáculo de la reunión>>.

4Hizo Moisés lo que le mandaba Yavé y, reunida la asamblea a la entrada del tabernáculo de la reunión, 5les dijo Moisés: <<He aquí lo que Yavé ha mandado hacer>>.

6Después hizo que se acercaran Arón y sus hijos, y los lavó con agua. 7Vistió a Arón la túnica, se la ciñó, le vistió la sobreveste y el efod, que le ciñó con el cinturón del efod, atándoselo; 8le puso el pectoral con el urim y el tummim, 9cubrió su cabeza con la tiara, poniendo en la parte anterior de ella la diadema de oro, la diadema de la santidad, como le había mandado Yavé; 10y, tomando luego el óleo de la unción, ungió el tabernáculo y cuanto en él había, y lo consagró. 11Aspergió siete veces el altar, y lo ungió con todos sus utensilios, como también el pilón y su base, y los consagró. 12Derramó el óleo de unción sobre la cabeza de Arón, y le ungió, consagrándole. 13Hizo luego que se acercaran los hijos de Arón, y les vistió sus túnicas, los ciñó y les puso sus tiaras, como se lo había mandado Yavé. 14Hizo traer el novillo para el sacrificio del pecado, y Arón y sus hijos pusieron sus manos sobre el novillo del sacrificio por el pecado. 15Moisés lo degolló y, tomando su sangre, untó con su dedo los cuernos del altar todo en torno, y lo purificó, derramando la sangre al pie del altar, y lo consagró para hacer sobre él el sacrificio expiatorio. 16Tomó todo el sebo que recubre las entrañas, la redecilla del hígado y los dos riñones con su sebo, y lo quemó todo en el altar. 17El novillo, su piel, sus carnes y sus excrementos, se quemaron fuera del campamento, como se lo había mandado Yavé a Moisés.

18Hizo que acercaran el carnero del holocausto, y Arón y sus hijos le pusieron sus manos sobre la cabeza. 19Moisés lo degolló, y derramó su sangre en torno del altar. 20Lo descuartizó, y Moisés quemó la cabeza y los trozos y el sebo. 21Se lavaron en agua las entrañas y las patas, y Moisés quemó todo el carnero en el altar; era holocausto de suave olor, un sacrificio por el fuego, como se lo había mandado Yavé a Moisés.

22Hizo que acercasen el otro carnero, el de la inauguración, y Arón y sus hijos le pusieron la mano sobre la cabeza. 23Moisés lo degolló, tomó su sangre y untó con ella el lóbulo de la oreja derecha de Arón, el pulgar de su mano derecha y el de su pie derecho. 24Hizo acercar a los hijos de Arón, y untó de la sangre el lóbulo de la oreja derecha, el pulgar de la mano derecha y el del pie derecho, derramando luego la sangre en torno del altar. 25Tomó, después el sebo, la cola, todo el sebo que cubre las entrañas, la redecilla del hígado, los dos riñones con su sebo y la pierna derecha. 26Tomó del cestillo de los ácimos, puesto ante Yavé, un pan ácimo, una torta ácima amasada con aceite y un frisuelo, y los puso sobre el sebo y sobre la pierna derecha; 27y después de haber puesto todo esto en las manos de Arón y sus hijos, lo balancearon éstos como ofrenda a Yavé. 28Moisés lo tomó de sus manos y lo quemó en el altar encima del holocausto, pues era el sacrificio de inauguración de suave olor, combustión a Yavé. 29Moisés tomó luego el pecho del carnero de inauguración y lo balanceó ante Yavé; ésta fue la porción de Moisés, como se lo había mandado Yavé.

30Tomó Moisés el óleo de unción y sangre de la que había en el altar, aspergió a Arón y sus vestiduras y a los hijos de Arón y a sus vestiduras, consagrando a Arón y sus vestiduras y a los hijos de Arón y sus vestiduras.

31Moisés dijo a Arón y a sus hijos: <<Coced la carne a la entrada del tabernáculo de la reunión; es allí donde habéis de comerla con el pan que hay en el cestillo de la inauguración, como yo lo he mandado, diciendo: Arón y sus hijos lo comerán. 32Lo que reste de la carne y del pan lo quemaréis. 33Durante siete días no saldréis de la entrada del tabernáculo de la reunión, hasta que se cumplan los días de vuestra inauguración, pues vuestra inauguración durará siete días, 34como se ha hecho hoy para expiaros. Os quedaréis los siete días, día y noche, 35a la entrada del tabernáculo de la reunión, y guardaréis lo que ha mandado Yavé, para no morir, porque esto es lo que él me ha mandado>>. 36Arón y sus hijos hicieron lo que Yavé les había mandado por Moisés.

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/