1He aquí las bendiciones con que antes de morir bendijo Moisés a los hijos de Israel.

2Dijo: <<Yavé, saliendo del Sinaí, vino de Seir en favor nuestro. Resplandeció desde la montaña de Farán, desde el desierto de Cades, con los rayos en su diestra…

…para ellos.

3Has hecho gracia a su pueblo. Todos sus santos están en su mano, que, reanudando su marcha a pie, prosiguieron por el medio del desierto.

4Dionos Moisés la torá, su heredad es la casa de Jacob.

5Hízose el rey de su Jesurún cuando se reunió la asamblea de los jefes del pueblo, de todas las tribus de Israel.

6Viva Rubén, y no se extinga, y no sean pocos sus varones.

7Y sobre Judá dijo: Oye, ¡oh Yavé!, la voz de Judá y tráele a su pueblo. Por él luchó tu mano, fuiste ayuda contra sus enemigos.

8A Leví le dijo: Da a Leví tus tummim, y tus urim al favorito. A quien probaste en Masa y con quien contendiste en las aguas de Meriba.

9El que dijo a su padre: No te conozco; Y a sus hermanos no consideró, y desconoció a sus hijos, por haber guardado tus palabras, por haber observado tu pacto.

10Ellos enseñarán tus juicios a Jacob, y tu Ley a Israel, y pondrán a tus narices el timiama, y el holocausto en tu altar.

11Bendice, ¡oh Yavé!, su heredad y acepta las obras de sus manos. Hiere el dorso de los que contra él se alcen, y los que le odien que no se levanten.

12A Benjamín le dijo: Amado de Yavé, reposará siempre en seguridad. Es el Altísimo su protección y morará en los desfiladeros de sus montes.

13A José le dijo: Bendita de Yavé sea tu tierra, de lo mejor del cielo arriba; abajo, de las aguas del abismo;

14De lo mejor de los frutos que madura el sol, de los frutos selectos de la luna;

15de lo mejor de los viejos montes, de lo mejor de los antiguos collados;

16de los dones exquisitos de la tierra y de su abundancia. Gracioso don del que se apareció en la zarza; desciendan sobre la cabeza de José, sobre la frente del príncipe de sus hermanos.

17Como un toro primogénito es su gloria, son sus cuernos los cuernos del búfalo, con que postra a las gentes, a los términos todos de la tierra. Tales son las miríadas de Efraím, las miríadas de Manasés.

18A Zabulón le dijo: Gózate, Zabulón, en tus negocios, y tú, Isacar, en tus tiendas.

19Ellos llaman a los pueblos a la montaña y allí ofrecen sacrificios de justicia. Ellos chupan la abundancia de los mares, y los escondidos tesoros en la arena.

20Y sobre Gad dijo: Bendito el que ensanchó a Gad; como leona se halla tumbado, y desgarra el brazo y la cabeza.

21El se proveyó de las primicias, pues allí fue decretada su parte cuando se reunieron los príncipes del pueblo; ejecutó la justicia de Yavé y sus fallos junto con Israel.

22Y sobre Dan dijo: Dan es un cachorro de león que salta de Basán.

23Y sobre Neftalí dijo: Neftalí, colmado de favores, lleno de la bendición de Yavé, la mar y sus peces son su posesión.

24Y sobre Aser dijo: Bendito entre los hijos es Aser; Sea él preferido entre sus hermanos; En el aceite meterá sus pies.

25De hierro y bronce son tus cerrojos; Mientras vivas, goces de reposo.

26No hay para Jesurún otro Dios, el que en auxilio suyo marcha sobre los cielos, y en su majestad sobre las nubes.

27Su refugio es el Dios eterno. Su sostén, los brazos eternos. Expulsa delante de ti al enemigo y dice: ¡Extermina! Te adularán tus enemigos, pero tú le pisarás el cuello.

28Habite Israel en seguridad, more aparte la fuente de Jacob; en la tierra del trigo y del mosto, cuyos cielos difunden el rocío.

29Venturoso tú, Israel. ¿Quién semejante a ti, pueblo salvado por Yavé? Él es tu escudo de defensa, Él es la espada de tu gloria.


Para incrementar devoción a la lectura espiritual, recomendamos el libro titulado “Alimento Para tu Alma: Agenda Católica…”

TITULO: Alimento Para tu Alma: Agenda Católica de 365 dias para rezar el Santo Rosario, leer la Sagrada Biblia y hacer sacrificios diarios.
AUTOR: Pablo Claret
IDIOMA: Español

Consíguelo en formato LIBRO:
vcrey.com/agenda-catolica

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/