1Jacob llamó a sus hijos y les dijo: <<Reuníos, que voy a anunciar lo que os sucederá a lo último de los días.

2Reuníos y escuchad, hijos de Jacob.

Escuchad a Israel, vuestro padre.

3Rubén, tú eres mi primogénito, mi fuerza y el fruto de mi primer vigor, cumbre de dignidad y cumbre de fuerza.

4Herviste como el agua; no tendrás la supremacía, porque subiste al lecho de tu padre. Cometiste entonces una profanación, subiste a mi lecho.

5Simeón y Leví son hienas. Instrumentos de violencia son sus espadas.

6No entre mi alma en sus designios y no se una a ellos mi aprobación, porque en su furor degollaron hombres y caprichosamente desjarretaron toros.

7Maldita su cólera por violenta; maldito, por cruel, su furor. Yo los dividiré en Jacob y los dispersaré en Israel.

8A ti, Judá; te alabarán tus hermanos. Tu mano pesará sobre la cerviz de tus enemigos. Postraránse ante ti los hijos de tu padre.

9Cachorro de león, Judá, de la presa subes, hijo mío; posando te agachas como león, como leona. ¿Quién (la hostigará) para que se levante?

10No faltará de Judá el cetro, ni de entre sus pies el báculo, hasta que venga aquel cuyo es, y a él darán obediencia los pueblos.

11Atará a la vid su pollino, a la vid generosa el hijo de la asna; lavará en vino sus vestidos, y en la sangre de las uvas su ropa.

12Brillan por el vino sus ojos, y de la leche blanquean sus dientes.

13Zabulón habitará la costa del mar, la costa de las naves, y tendrá su flanco junto a Sidón.

14Isacar es un robusto asno, que descansa en sus establos.

15Vio que su lugar de reposo era bueno y que era deleitosa la tierra, y prestó los lomos a la carga, y hubo de servir como tributario.

16Dan juzgará a su pueblo como una de las tribus de Israel.

17Es Dan como serpiente en el camino, como víbora en el sendero, que, mordiendo los talones al caballo, 18hace caer hacia atrás al caballero. Tu salvación espero, ¡oh Yavé!

19Gad: salteadores le asaltan, y él les pica los talones.

20Aser: su pan es suculento. Hará las delicias de los reyes.

21Neftalí es una cierva en libertad.

22José es un novillo, un novillo hacia la fuente, a la fuente se encamina.

23Los arqueros le hostigan, los tiradores de saetas le atacan.

24Pero la cuerda del arco se les rompe, y su poderoso brazo se encoge, por el poderío del Fuerte de Jacob, por el nombre del Pastor de Israel.

25En el Dios de tu padre hallarás tu socorro. En El-Saddai, que te bendecirá con bendiciones del cielo arriba, bendiciones del abismo abajo, bendiciones del seno y de la matriz.

26Las bendiciones de tu padre sobrepasarán a las bendiciones de los montes eternos, superan la belleza de las eternas colinas. Que caigan sobre la cabeza de José, sobre la frente del príncipe de sus hermanos.

27Benjamín es lobo rapaz, que a la mañana devora la presa y a la tarde reparte los despojos>>.

28Estas son las doce tribus de Israel, y esto es lo que les habló su padre, bendiciéndolas a cada una con una bendición. 29Después les mandó: <<Yo voy a reunirme con mi pueblo; sepultadme con mis padres en la caverna que está en el campo de Efrón el jeteo, 30en la caverna del campo de Macpela, frente a Mambré, en tierra de Canán, que es la caverna que compró Abraham a Efrón el jeteo, con su campo, para tener sepultura de su propiedad. 31Allí están sepultados Abraham, Sara, su mujer; Isaac y Rebeca, su mujer, y allí sepulté yo a Lía. 32El campo y la caverna que en él hay fueron comprados a los hijos de Jet>>. 33Cuando acabó Jacob de dar estas órdenes a sus hijos, juntó sus pies en el lecho y expiró, yendo a reunirse con su pueblo.


TITULO: Novena a San Ciro: Catolico y esclarecido Mártir, Taumaturgo y Caritativo Medico, Anacoreta, Devotisimo de Santa Maria, Madre de Dios y Sirviente de Cristo, Dios y Hombre verdadero.
AUTOR: Jose Pedro Camara y Urritiaga
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato E-BOOK:
vcrey.com/libro-san-ciro

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/