1Viendo Jacob que había trigo en Egipto, dijo a sus hijos: << ¿Qué estáis ahí mirándoos unos a otros? 2He oído decir que en Egipto hay trigo. Bajad, pues, allá para comprárnoslo, y vivamos, y no muramos>>. 3Bajaron, pues, diez de los hermanos de José a Egipto a comprar trigo; 4a Benjamín, el hermano de José, no le mandó Jacob con sus hermanos por temor de que le sucediera alguna desgracia. 5Llegaron los hijos de Israel con otros que venían también a comprar trigo, pues había hambre en toda la tierra de Canán. 6Como era José el jefe de la tierra y el que vendía el trigo a cuantos venían a comprarlo, los hermanos de José entraron y se postraron ante él rostro a tierra. 7Al verlos, José los reconoció, pero disimuló, y les habló con dureza, diciéndoles: << ¿De dónde venís?>>; y ellos respondieron: <<De la tierra de Canán para comprar mantenimientos>>. 8Y aunque conoció José a sus hermanos, ellos no le reconocieron a él.

9Acordóse José de los sueños que les había contado, y les dijo: <<Vosotros sois unos espías que habéis venido a reconocer las partes no fortificadas de la tierra>>. 10Ellos le dijeron: <<No, señor mío; tus siervos han venido a comprar mantenimientos; 11todos nosotros somos hijos del mismo padre; somos gente buena; no son tus siervos unos espías>>. 12El repuso: <<No, sois unos espías que habéis venido a ver lo indefenso de la tierra>>. 13Ellos dijeron: <<Éramos tus siervos doce hermanos, todos del mismo padre, en la tierra de Canán; el más pequeño se quedó con nuestro padre, y el otro no vive ya>>. 14Insistió José: <<Es lo que os he dicho: sois unos espías>>. 15Pero voy a probaros. Por la vida del faraón que no saldréis de aquí mientras no venga vuestro hermano menor. 16Mandad a uno de vosotros a buscar a vuestro hermano, y los demás quedaréis aquí presos. Así probaré si lo que decís es verdad, y si no, por la vida del faraón que sois unos espías>>. 17Y les hizo meter a todos juntos en prisión por espacio de tres días. 18Al tercero les dijo José: <<Haced esto y viviréis, pues yo temo a Dios. 19Si en verdad sois gente buena, que se quede uno de los hermanos preso en la cárcel donde estáis, y los otros id a llevar el trigo para remediar el hambre de vuestras casas, 20y me traéis a vuestro hermano menor para probar la verdad de vuestras palabras, y no moriréis>>. 21Ellos se dijeron unos a otros: <<Ciertamente somos nosotros reos de culpa contra nuestro hermano, a quien vimos con angustia de su alma pedirnos compasión, y no le escuchamos. Por eso ha venido sobre nosotros esta desventura>>. 22Rubén les dijo: << ¿No os advertí yo, diciéndoos: No pequéis contra el joven, y no me escuchasteis? Ved cómo ahora se nos demanda su sangre>>. 23Ellos no sabían que José les entendía, pues él les había hablado por medio de intérprete. 24Alejóse José llorando, y, cuando volvió, les habló, y eligió a Simeón entre ellos, y le puso en hierros ante los ojos de los otros.

Vuelven a su padre Jacob

25Mandó José que llenaran de trigo sus sacos, que pusieran en el de cada uno su dinero y les diesen provisiones para el camino, y así se hizo. 26Ellos cargaron el trigo sobre los asnos y se partieron de allí. 27Abrió uno de ellos el saco para dar pienso a su asno en el lugar donde pernoctaron, y vio que su dinero estaba en la boca del saco, 28y dijo a sus hermanos: <<Me han devuelto mi dinero; aquí está, en mi saco>>. Quedáronse estupefactos, y unos a otros se decían temblando: << ¿Qué será esto que ha hecho Dios con nosotros?>>

29Llegaron a Jacob, su padre, a la tierra de Canán, y le contaron cuanto les había sucedido: 30<<El hombre que es señor de aquella tierra nos habló duramente y nos tomó por espías de la tierra. 31Nosotros le dijimos: Somos gente buena, no somos espías. 32Eramos doce hermanos, hijos todos del mismo padre; uno ha desaparecido, el más pequeño está con nuestro padre en la tierra de Canán. 33Y nos dijo el hombre, señor de la tierra: Ved cómo sabré que sois gente buena: dejad aquí a uno de vosotros, tomad con que atender a la necesidad de vuestras casas y partid; 34traedme a vuestro hermano pequeño; así sabré que no sois unos espías, sino gente buena. Entonces os devolveré a vuestro hermano y podréis recorrer la tierra>>. 35Cuando vaciaron los sacos, cada uno encontró el paquete de su dinero en la boca de su saco, y, al ver los paquetes de dinero, ellos y su padre se llenaron de temor. 36Jacob, su padre, les dijo: << ¡Vais a dejarme sin hijos! José desapareció, Simeón desapareció, y ¿vais a llevaros a Benjamín? Todo esto ha venido sobre mí>>. 37Rubén dijo a su padre: <<Haz morir a mis dos hijos si yo no te devuelvo a Benjamín. Entrégamelo y yo te lo devolveré>>. 38El le contestó: <<No bajará mi hijo con vosotros. Su hermano murió y no queda más que él. Si en el viaje que vais a hacer le ocurre una desgracia, haréis descender en dolor mis canas al sepulcro>>.


TITULO: Dios es amor, paquete 2 en 1 de religión católica. Libera tu alma con la misericordia de Jesus de Nazaret, Dios y Hombre Verdadero.
AUTOR: San Alfonso Maria de Ligorio
EDITOR: Pablo Claret

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Google Play:

vcrey.com/dios-es-amor-audio-googleplay

Consíguelo en formato AUDIOLIBRO en Apple Books:

vcrey.com/dios-es-amor-audio-apple

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/