1/15Hiram, rey de Tiro, mandó sus embajadores a Salomón cuando supo que había sido ungido rey en lugar de su padre, pues siempre había sido amigo de David. 2/16Salomón dijo a Hiram: 3/17<<Tú sabes que David, mi padre, no pudo hacer casa para Yavé, su Dios, por las guerras que tuvo en torno, hasta que Yavé los puso bajo las plantas de sus pies. 4/18Ahora Yavé, mi Dios, me ha dado la paz por todas partes; no tengo enemigos ni querellas, 5/19y quiero edificar a Yavé, mi Dios, una casa, como se lo manifestó Yavé a mi padre, diciendo: <<Tu hijo, el que pondré yo en tu lugar sobre tu trono, edificará casa a mi nombre>>. 6/20Manda, pues, cortar para mí cedros en el Líbano; mis siervos se unirán a los tuyos y yo te daré lo que tú me pidas para el salario de los tuyos, pues bien sabes que no hay entre nosotros quien sepa labrar la madera como los sidonios>>.

7/21Alegróse mucho Hiram cuando oyó las palabras de Salomón y dijo: <<Bendito Yavé, que ha dado a David un hijo sabio sobre ese gran pueblo>>. 8/22Y mandó a Salomón esta respuesta: <<He oído lo que me has mandado a decir. Haré lo que me pides en cuanto a la madera de cedros y cipreses. 9/23Mis siervos los bajarán del Líbano al mar y yo los haré llegar en balsas hasta el lugar que tú me digas. Allí se desatarán, y tú los tomarás, y cumplirás mi deseo proveyendo de víveres a mi casa>>.

10/24Hiram facilitó a Salomón cuanta madera de cedro y de ciprés quiso éste; 11/25y Salomón daba a Hiram veinte mil coros de trigo para el mantenimiento de su casa y veinte mil batos de aceite de olivas molidas. Esto es lo que cada año entregaba Salomón a Hiram. 12(26)Yavé dio a Salomón la sabiduría, como se lo había prometido, y hubo entre Hiram y Salomón paz e hicieron una alianza.

13/27Salomón hizo en todo Israel una leva de treinta mil hombres para el trabajo, 14/28que enviaba al Líbano. Diez mil por mes, alternativamente, estando un mes en el Líbano y dos en sus casas. El prefecto de estos trabajadores obligados era Adoniram. 15/29Tenía, además, Salomón setenta mil hombres dedicados al transporte y ochenta mil cortadores en el monte, 16/30sin contar los principales jefes que había puesto Salomón al frente de las obras, en número de tres mil trescientos, que mandaban a los grupos de trabajadores. 17/31Mandó el rey traer grandes piedras escogidas para los cimientos de la casa, piedras labradas. 18/32Los canteros de Salomón y los de Hiram, así como los guibilitas, cortaban y labraban la madera y las piedras para la construcción de la casa.

Nota: Los libros III y IV de los Reyes, en algunas versiones se llaman libros I y II de los Reyes, ya que los dos libros que los anteceden se llaman a veces libros de Samuel. Estos cuatro libros de los reyes relatan de manera continua los eventos historicos que relatan, por lo cual es util considerarlos como un grupo de 4 libros consecutivos.

Ve nuestro catálogo de libros y audio libros católicos:
https://vivacristorey.org/catalogo/